IR MÁS PROFUNDO

RESPONDER

Jesus ha despejado el camino para que volvamos a Dios. Sin embargo, para que podamos reunirnos en una relación correcta con Dios, tenemos que ESCOGER caminar por el camino que Jesús ha despejado.
harvest59.JPG

ADMITIR

Primero, tenemos que admitir que tenemos un problema con el pecado y que nunca podremos solucionarlo por nuestra propia cuenta. No podemos ganarnos el camino de regreso a Dios. Tenemos que apartarnos de nuestros pecados (lo que la biblia llama "arrepentimiento") e ir a Jesús en fe (Hechos 3:19).  

ACEPTAR

Debemos elegir aceptar y estar de acuerdo que Jesús es el único camino para reconectarnos con Dios. Cuando nos rendimos a Jesús y confiamos en Su obra en la cruz para el perdón de nuestros pecados, en lugar de confiar en nuestras buenas obras o esfuerzos se nos da "el derecho de convertirnos en hijos de Dios" (Juan 1:12). Somos salvados DE la maldición y las consecuencias del pecado A una vida eterna de paz y gozo en una inquebrantable comunión con Dios. 

ANUNCIAR

Cuando tomas esa decisión, el bautismo es la manera en que expresas exteriormente la elección que has tomado con tu mente y corazón. 

El acto del bautismo no te salva, pero es importante ya que es la respuesta normal y esperada cuando recibes a Cristo (Hechos 2:37-38; 8:36-39; 16:29-34). Es la manera en que anuncias gozosamente tu relación reparada con Dios.